Limpie su alfombra con un paño húmedo previamente empapado en agua jabonosa. Enjuague con agua clara y limpie con un paño seco.